Sanidad pública y seguro médico privado

En España la cirugía estética no está incluida en la Seguridad Social. Sí lo está la cirugía plástica reparadora, que busca mejorar una función o reconstruir alguna zona dañada, aunque normalmente al hacerlo mejora el aspecto físico.

En el caso de un seguro médico privado, ocurre más o menos lo mismo. Las intervenciones están cubiertas sólo si persiguen aliviar un problema médico o mejorar una función debilitada. Es decir, cubre sólo la cirugía plástica reparadora.

Un ejemplo de cirugía plástica reparadora, que también suele mejorar el aspecto físico, es la cirugía de nariz, la rinoplastia, cuando se realiza por problemas respiratorios. Otro ejemplo es la cirugía de párpados cuando se realiza para corregir una caída tan excesiva que llega a causar problemas de visión. Al mejorar la visión, se consigue mejorar la imagen de vejez y de tristeza que provoca el párpado caído.

Otros ejemplos de cirugía plástica reparadora, cubiertos por la Seguridad Social, son los siguientes:

  • La reducción de mamas, hipertrofia mamaria, cuando representa un problema médico y provoca dolor de espalda, de hombros, problemas de columna, etc.
  • Reconstrucción de mamas después de un cáncer.
  • Cirugía plástica reparadora tras un accidente: rinoplastia, reparación de cicatrices, reimplantación de miembros amputados…
  • Tumores cutáneos
  • Melanoma
  • Mentoplastia cuando, por ejemplo, el paciente presenta una mordida deficiente.
PATROCINADORES PREMIUM
Banner
Banner
Banner
Banner

Copyright 2015 | Sitemap | Política de privacidad