Riesgos y complicaciones de la cirugía plástica

Como con la mayoría de las cosas que hacemos en nuestra vida, la cirugía plástica, al igual que otros tipos de cirugía, presenta un cierto grado de riesgo. Sin embargo, existen algunas diferencias entre el riesgo en relación a una operación de cirugía plástica y el riesgo relacionado a una operación que se realiza por razones médicas.

La primera diferencia que encontramos se refiere a la elección. Una operación se realiza o bien por razones médicas o estéticas. Las operaciones realizadas por razones médicas siempre se llevan a cabo por motivos de salud mientras que las de estética se realizan por cuestiones personales.

Lo anterior no significa que una operación de cirugía estética plástica no pueda afectar la salud de una manera positiva. De hecho, puede. Muchos pacientes obtienen una mayor autoestima y una imagen reforzada de sí mismos después de la operación de cirugía plástica lo que les proporciona un aumento de bienestar personal. En términos generales, una operación de cirugía estética plástica tiene un impacto directo en nuestra salud mental, la cual en sí tiene una relación notable con nuestro bienestar físico.

”La decisión final deberá ser el resultado de un criterio basado en la valoración del riesgo que se corre y los beneficios que se obtienen”

El aspecto sobre las posibilidades de elección significa que es importante que usted como paciente sea consciente de los riesgos y las complicaciones a las que se expone cuando decide someterse a una intervención de cirugía plástica. La decisión final deberá ser el resultado de un criterio basado en la valoración del riesgo que se corre y los beneficios que se ven.

La gestión del riesgo se trata de ser conscientes de los riesgos existentes y de la probabilidad que los llegue a sufrir. Por tanto, como paciente debería preguntar tanto al cirujano como a sí mismo las siguientes cuestiones:

  1. ¿Qué riesgos se relacionan con la intervención?
  2. ¿Qué probabilidad existe de que me afecten?
  3. ¿Cuáles son las consecuencias?

Desglose de los riesgos de una operación de cirugía plástica

Los riesgos de la cirugía plástica se pueden dividir en generales y específicos de la operación. En esta página se describen los riesgos generales – aquellos que de alguna forma están siempre presentes independientemente del tipo de operación que se lleve a cabo. La información adicional sobre los riesgos específicos de la intervención se encuentra en la sección informativa de cada tipo de operación.

Cirugía plástica (cirugía estética)

Riesgos estéticos y complicaciones de la cirugía plástica

Insatisfacción con el resultado de la operación

Antes tratar el tema de los riesgos de la salud, es necesario destacar que una de las complicaciones más comunes asociada a la cirugía plástica no es de carácter físico sino de insatisfacción, es decir, no estar satisfecho con los resultados obtenidos. Por lo tanto, el mayor riesgo que se toma es el de no lograr el objetivo que se había planteado.

En algunos casos, lo anterior significa que el paciente es infeliz al no haber obtenido los cambios que se esperaban. Pero también puede pasar lo contrario en que los cambios obtenidos son mayores de los esperados con lo cual no se reconoce.

Lo anterior es particularmente común en relación con la rinoplastia en la que el paciente primero reacciona al gran cambio para luego sentir satisfacción y acostumbrarse con el mismo.

Asimetrías

Otras complicaciones estéticas que usted como paciente debe de tener en cuenta son las llamadas asimetrías, diferencias en la forma/tamaño de partes del cuerpo, por ejemplo en el aumento de pecho (mamas) o en las dos mitades de la cara después de un lifting facial.

Cicatrices e irregularidades en la piel

Otro ejemplo de complicaciones estéticas es que el paciente obtiene cicatrices quirúrgicas más prominentes de lo que esperaba o una cierta irregularidad, rugosidad o diferencia del color de la piel.

En la página de información acerca de las cicatrices de la operación podrá leer más sobre cómo puede influir en la curación de las cicatrices.

Así puede reducir el riesgo de insatisfacción

Aunque los riesgos estéticos se basan principalmente en la propia experiencia del individuo, es más importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano sea clara. En muchos casos, los pacientes pueden traer fotos consigo las cuales pueden ser de gran ayuda. En otros casos se puede utilizar la simulación por ordenador lo que ha demostrado ser una herramienta muy valiosa.

Asegúrese siempre de que su cirujano plástico comprende perfectamente lo que quiere cambiar y de los resultados que espera en la medida que le sea posible.

También es importante que usted como paciente tenga claro que se somete a una operación de cirugía plástica para mejorar alguna parte de su cuerpo y no para alcanzar la perfección. Tampoco espere que su entorno le trate de manera diferente y sométase a la intervención sólo por su propio bien y no por el de los demás.

Es importante saber que el cirujano plástico, por lo mas cualificado y experto que sea, no puede garantizar que la intervención sea libre de complicaciones estéticas. En caso de complicaciones estéticas, estás se puede corregir siempre y cuando la intervención se haya realizado correctamente y de acuerdo con la técnica establecida y aceptada.

Riesgos de la cirugía plástica relacionados con la salud

Hemorragia

Es posible, pero raro, que se produzca una hemorragia durante o después de la operación. Para reducir el riesgo de hemorragia durante la operación, es importante permanecer lejos de los principales vasos sanguíneos, usar fármacos compresores así como coagular rápidamente los vasos sanguíneos secundarios con la ayuda de instrumentos especiales.

Existen casos en los que se pueda originar una hemorragia debajo de la piel lo cual normalmente tiene lugar al cabo de un par de horas hasta o un día después de la operación. Es posible que dicha hemorragia se tenga que vaciar y que se coloque un pequeño tubo de drenaje. Aunque en casos excepcionales, es posible que se necesite hacer una transfusión de sangre.

Para reducir el riesgo de hemorragia no debe tomar diluyentes de la sangre como la aspirina o medicamentos antinflamatorios similares. Tampoco debe beber alcohol durante los diez días previos a su operación. Incluso algunas hierbas que puede comprar sin receta médica pueden aumentar el riesgo de hemorragia.

Infección

Las infecciones son poco comunes en las intervenciones de cirugía plástica pero en caso de que aparezcan deberán de ser tratadas con antibióticos. En ocasiones excepcionales se puede requerir tratamiento hospitalario y cirugía adicional. Muchos cirujanos prefieren limitar el riesgo de infección administrando un tratamiento preventivo con antibióticos para determinadas operaciones.

Una infección suele tener lugar al cabo de 3-7 días después de la operación y sus síntomas son un aumento de dolor, temperatura elevada y / o hinchazón de la zona tratada, enrojecimiento y fiebre.

Mala curación de las heridas

Puede ser que el proceso de curación no avance como debiera en términos de curación lenta, obertura de las heridas o retraso en la curación. Si la infección se produce en ese proceso existe riesgo de lesiones en la piel o en casos extremos de necrosis (muerte del tejido). La mala curación de las heridas puede requerir vendaje u otras medidas y en algunos casos cirugía correctiva. Los fumadores tienen un riesgo mayor de lesiones o problemas en la piel.

Inflamación

La inflamación puede ocurrir debido a un edema, moretones o necrosis en la zona tratada. Ya que la complicación de la hinchazón es difícil de predecir, es importante evaluar el resultado final recién los 9-12 meses después de la operación.

Cambios sensoriales

Dado que en el proceso de realización de la incisión en la operación también se cruza por las vías nerviosas, usted como paciente puede experimentar un cambio o una pérdida de la sensibilidad de la zona de la operación. Normalmente dicha sensibilidad se vuelve a recuperar al cabo de un par de meses ya que las vías nerviosas se regeneran. Sin embargo, en algunos casos no siempre esto sucede originando así la pérdida parcial o total de la sensibilidad en esa zona.

Cicatrices

En todas las operaciones en las que se penetra la piel se originan cicatrices. Es difícil predecir la apariencia de dichas cicatrices pero ésta depende del proceso de curación del cuerpo del paciente y el tratamiento que se lleve a cabo.

Normalmente, las cicatrices son de color rojo y duras al principio. Después se suavizan, se desvanecen. En casos excepcionales, sin embargo, la piel se cura de forma imprevista, resultando cicatrices gruesas y anchas. En algunos casos, esto se puede corregir tratando las cicatrices con cortisona aunque en ciertos casos se deberán tratar con cirugía adicional, lo que se llama cirugía plástica de cicatrices.

En la página informativa acerca de cicatrices, podrá leer más sobre cómo tratar sus cicatrices para que se curen de la mejor manera posible.

Reacciones alérgicas

En algunos casos aislados pueden aparecer reacciones alérgicas. Esto puede producirse a nivel local y/o pueden ser causadas por la cinta adhesiva, el material de sutura o los recursos aplicados a la piel.

Las reacciones alérgicas también pueden ser provocadas por los medicamentos y extenderse por el cuerpo. Este tipo de reacción puede ser grave. Por ello es importante que usted proporcione información en su perfil de salud en su consulta sobre cualquier alergia o intolerancia que tenga. En algunos casos, las reacciones alérgicas requieren tratamiento adicional.

Anestesia local y general

Tanto la anestesia local como la anestesia general implican riesgo. Existe un riesgo potencial de complicaciones, lesiones, e incluso en casos muy raros, de muerte en todo tipo de anestesia.

Información adicional relacionada con los riesgos de la cirugía plástica

Aunque en casos muy extraños, existen riesgos adicionales de la cirugía plástica los cuales vamos a considerar aquí. Estos incluyen por ejemplo el riesgo de necrosis y trombosis. Sin embargo, no es posible aqui describir con detalle todos los escenarios y riesgos posibles sin hacer este material demasiado grande.

Como paciente puede sentir un cierto miedo el tener que enfrentase a los posibles escenarios que hay en cuanto al riesgo de someterse a una operación de cirugía plástica. Sin embargo, es importante poner en perspectiva estos riesgos en términos de probabilidad y consecuencia.

Se han hecho algunas investigaciones acerca de qué tan común es que usted como un paciente sufra una complicación como resultado de la cirugía plástica. Esta información sin embargo se difiere mucho. Se puede comprobar que la probabilidad de que el paciente sufra algún tipo de complicación es de mas o menos un dos por ciento. La mayor parte comprende riesgos con un impacto muy limitado. El riesgo de sufrir una complicación que se considera directamente perjudicial para la salud o de la naturaleza estética no llega ni al uno por ciento.

Un consejo

La mejor manera de reducir el riesgo de sufrir complicaciones estéticas y de salud serias es elegir una clínica cualificada, informarse bien, ser claro sobre sus expectativas y tener expectativas realistas de los resultados. Encontrará más información sobre cómo encontrar una buena clínica y cirujano en la página sobre la elección de cirujano plástico »

« Restricciones de la operación de cirugía plástica | Información acerca de la cirugía plástica »