Métodos para el lifting facial

En los últimos años se han desarrollado varios métodos para la realización de lifting faciales, todos con sus ventajas e inconvenientes. El propósito de los distintos métodos es siempre conseguir los mejores resultados posibles con las técnicas quirúrgicas más sencillas.

La mayoría de los cirujanos plásticos coinciden en que, para lograr un resultado bueno y duradero del lifting, se tiene que levantar la estructura subyacente facial mediante lo que se denomina un lifting SMAS. Los métodos menos invasivos y simplificados como el ”minilifting” donde sólo se extrae la piel, a menudo proporcionan un resultado limitado y de corta duración.

En algunos casos, se utiliza el método de lifting facial completo o tradicional (en inglés, ”full facelift”) el cual comprende toda la cara, desde la frente hasta el cuello. En el lenguaje cotidiano, el tratamiento dell lifting facial se entiende como 2/3 de la cara (desde los ojos hasta el cuello). Un lifting facial completo incluye, por lo tanto, operaciones en la frente y en los párpados en términos de cirugía plástica de párpados y frente.

En relación a lo anterior, existen dos métodos realmente eficaces para lograr buenos resultados de un lifting facial. Los dos consisten en levantar la piel del rostro así como las capas o estructuras subyacentes (SMAS) formadas por depósitos de grasa y músculos.

Todo sobre lifting facial (estiramiento facial)

Lifting facial

El método más común para el Lifting facial / estiramiento facial comprende las dos intervenciones quirúrgicas más completas permitiendo resultados considerables y duraderos.

El método es adecuado para pacientes en una etapa de edad relativamente avanzada con surcos en la nariz (pliegues nasolabiales), mejillas caídas y donde incluso las partes más bajas de la cara se convierten en forma de cuello (conocido como cuello de pavo) y experimentan flacidez.

La intervención de lifting facial se realiza para estirar la piel de la cara y los músculos flácidos del cuello incluyendo la piel del cuello, la barbilla, la mandíbula y debajo de los ojos.

Lifting subperióstico (lifting facial del tercio central)

El segundo método de estiramiento facial y menos complejo se llama lifting facial del tercio central o lifting subperióstico. El método es el más adecuado para los pacientes más jóvenes que no tienen el cuello demasiado flácido ni una flacidez general en el tercio inferior de la cara.

El lifting facial subperióstico tiene como propósito elevar el tejido de las mejillas hundidas, las comisuras de los labios y reducir los pliegues entre la nariz y los labios.

Al realizar el estiramiento facial por separado, se pueden obtener los mismos resultado que un lifting facial logra en el tercio medio facial, pero con menos cicatrices severas.

Otros métodos de lifting facial

Tal y como hemos nombrado anteriormente, existen clínicas que realizan lifting faciales con otros métodos menos extensos. Por ejemplo, el llamado minilifting, lifting hilos colgantes, etc.

Dichos tratamientos pueden tener un efecto de lifting facial pero muchos de los cirujanos no ofrecen información suficiente o resultados duraderos en cuanto a tratamientos alternativos adecuados.

Tratamientos complementarios

Cuando el lifting facial sólo comprende los 2 / 3 inferiores de la cara, a veces se combina con cirugía plástica de párpados o un lifting de frente los cuales tratan el tercio superior restante de la cara. A este tipo de tratamiento se le llama lifting facial completo (en ingés, full face lifting).

En algunas ocasiones se usan diferentes tipos de peelings o limpieza facial, láser y/o tratamientos de inyección con Botox para hacer frente a algunas arrugas adicionales o cambios de pigmentación.

Resumen de los métodos para el lifting facial

Una lifting facial sólo trata los dos tercios inferiores de la cara. El propósito de un lifting facial debería ser crear un rostro suave con el contorno de la mandíbula bien definido sin colgar en el cuello y una expresión abierta y agradable alrededor de la boca.

Los resultados anteriores se puede lograr principalmente con dos métodos. Mediante el estiramiento facial que trata los dos tercios inferiores de la cara o a través del lifting ubperióstico basado en el tratamiento del tercio central de la cara.

Sea cual sea el método, es importante estirar también las capas más profundas (SMAS) y asegurarlas con la cirugía. Cada paciente es único y debe de evaluarse desde el punto de vista de su situación y sus necesidades. La conversación entre usted y su cirujano plástico determinará lo que es posible y conveniente para usted.

Buenos candidatos para un lifting pacial

El candidato más adecuado para la realización de un lifting facial es un hombre o una mujer cuya cara y cuello han empezado a ser flácidos pero cuya piel todavía conserva algo de elasticidad y la estructura subyacente permanece fuerte y bien definida. Las personas con obesidad a menudo no son pacientes adecuados.

La mayoría de pacientes tienen entre cuarenta y sesenta años, pero los estiramientos faciales pueden realizarse con éxito también en pacientes de setenta y ochenta años.

Un lifting facial puede hacer que su aspecto tenga más frescura y aparente más joven lo cual, muchas veces, proporciona un mejora de la autoestima y un mayor bienestar. Sin embargo, no se puede cambiar su aspecto completamente y por desgracia no le puede devolver la su salud y la vitalidad de cuando era más joven. Antes de decidir someterse a un lifting facial, piense en sus expectativas y discútalas con su cirujano.

« Introducción a la lifting facial | Proceso de un lifting facial »