Todo sobre incrustaciones de porcelana (inlays/onlays)

Los conceptos dental Inlays u Onlays (incrustaciones dentales) tienen su origen en la palabra empaste en inglés. Los empastes son utilizados para reparar daños menores (inlay) y mayores (onlay) sobre los dientes. En lenguaje diario, inlays y onlays son llamados incrustaciones de porcelana o incrustaciones dentales.

Un poco simplificado, se puede describir los inlays y onlays como ”coronas parciales” que se usan en casos donde hay suficiente de esmalte sano sobre un diente para que valga la pena guardar algo de sustancia del diente en vez de poner una corona dental nueva y artificial.

Las incrustaciones dentales son como una pequeña pieza de un rompecabezas que es hecho a medida, adaptado y pegado sobre el esmalte restante para restaurar la fuerza y resistencia del diente. Son elaboradas normalmente o de porcelana o de oro.

¿Cual es la diferencia entre una incrustación de pocelana o una reparación común?

La diferencia principal entre una incrustación de porcelana y una reparación común de plástico es que los empastes se usan para grandes rellenos y pequeñas reparaciones de plástico. Los empastes son más fuertes, duran más, pueden verse mejor y ponen más estrecho la distancia entre el diente y el relleno que una reparación común con plástico.

La fuerza y resistencia del empaste, en combinación con pegamentos modernos, lo hace una alternativa buena cuando una reparación común de plástico no es suficiente al mismo tiempo que no es recomendable cambiar la corona de todo el diente.

Todo sobre estética dental (odontología estética)

Así se realiza el tratamiento

Para hacer un empaste se necesitan dos visitas con el odontólogo. Durante el primero se examina y se prepara el diente donde se realizará el empaste. Esto puede implicar la molturación del diente, que se remueve una reparación vieja y/o se corrige un ataque de caries.

Cuando el diente es preparado se obtiene un modelo que es enviado a un laboratorio técnico dental donde los empastes son elaborados. Finalmente el odontólogo realiza un relleno temporal y le ofrece una revisita.

Durante la segunda visita se saca primero la reparación temporal. Después se prueba que el empaste encaje perfectamente. Luego se lo ajusta con un pegamento fuerte llamado bonding.

Normalmente se usan las incrustaciones de porcelana las cuales prácticamente se vuelven invisibles y tienen una duración de vida de más o menos 15 años dependiendo de la higiene bucal, mantenimiento, esfuerzo, etc del paciente.

Los empastes dentales de oro también son una alternativa excelente que probablemente tienen aún más resistencia.

Precios de las ”incrustaciones dentales”

El precio de un empaste depende del material que se ha usado al fabricarlo, el tamaño y su forma. A parte del coste de material también se agrega los precios de tratamiento de las clínicas.

En lo siguiente le brindamos información sobre los precios medios españoles de empastes y rellenos, de oro y de porcelana:

  • Incrustaciones de porcelana, chapa/funda: 600€
  • Empaste inlay: 500€
  • Empaste inlay de oro (oro no incluído): 600€
  • (Pequeño) Relleno de diente blanco: 120€
  • (Medio) Relleno de diente blanco: 165€
  • (Grande) Relleno de diente blanco: 210€

Para aquel que no quiere o puede pagar sus incrustaciones al contado la alternativa es prestarse dinero. Puede leer más en la página sobre préstamos para la atención médica y tratamientos.

Incrustaciones – información y posibilidades adicionales

¿Tiene alguna otra duda o pregunta sobre incrustaciones dentales o quiere tomar el siguiente paso hacia su tratamiento? Eliga entonces una de las alternativas abajo: