Forma del implante de pecho anatómico o redondo

Forma del implante de pecho

La forma del implante da forma al pecho: el redondo da más volumen en la parte superior, el anatómico da una pendiente y una forma más natural.

La página anterior trataba sobre las diferencias entre los implantes en cuanto al contenido, su relleno.

Esta página es sobre la forma del implante de pecho y cómo ésta pueden afectar al resultado del aumento de senos.

Las dos formas más comunes de los implantes son anatómicos y redondos. Los dos proporcionan buenos resultados y la elección depende del gusto personal y de la cantidad de tejido mamario que tenga el pecho de la paciente para poder cubrir el implante.

Los implantes redondos son los más comunes. En más del 50% de las operaciones de aumentos de senos se utilizan implantes redondos

Implantes redondos

Forma del implante de pecho- redondo

La imagen muestra dos implantes redondos. La parte superior tiene una superficie lisa la inferior texturizada o rugosa.

Los implantes redondos tienen la forma de un bollo redondo. Esta forma es muy adecuada para la mayoría de las pacientes y existen en diferentes variedades: Pueden rellenarse con solución salina o gel cohesionado de silicona, pueden tener la superficie lisa o cierta textura y tienen diferentes tamaños. Por otra parte, son más baratos que los implantes anatómicos y las complicaciones asociadas son menores ya que no existe el problema de rotación al ser completamente redondos.

Forma del implante de pecho: anatómicos son más naturales

Los implantes anatómicos tienen una forma más similar a la de un seno, un poco más ovalado y con más cantidad de relleno en la parte inferior que en la superior. Estos implantes están diseñados para crear una apariencia natural.

Forma del implante de pecho anatómico

La imagen muestra un implante anatómico que sólo están disponibles con superficie texturizada.

La forma anatómica se desarrolló para la reconstrucción de mamas

Los implantes anatómicos se desarrollaron inicialmente para la cirugía plástica, para la reconstrucción pechos eliminados o dañados debido a una enfermedad o un accidente. Sus propiedades y cualidades hicieron que rápidamente se hicieran muy populares también en la cirugía estética de aumento de senos.

El implante anatómico es muy útil para las pacientes con poco o nada de tejido mamario. La razón por la que se utiliza el implante mamario anatómico para este tipo de pacientes es que hay muy poca diferencia entre un aumento de senos muy pequeños y una reconstrucción mamaria. En ambos casos, la operación crea o reconstruye el pecho y precisamente para esto se desarrolló el implante anatómico.

Otras ventajas

Una de las ventajas que tanto cirujanos plásticos como pacientes aprecian de los implantes anatómicos es que puede variar en tres dimensiones – anchura, altura y proyección (qué cantidad de implante se proyecta hacia delante y hacia fuera del cuerpo).

Esto los hace especialmente apropiados en los casos de aumento de mamas o en los que se quiere equilibrar el tamaño o las diferencias ya existentes en la forma de los senos. El implante anatómico es una buena opción si lo que se quiere es un aumento de senos con un resultado lo más natural posible.

Elegir la forma del implante de pecho

Puesto que el implante anatómico tiene una forma más natural parece lógico pensar que es el que porporciona los resultados mejores y más naturales.

Forma del implante de pecho al implantarlo

Puedes ver cómo el implante redondo (izquierda) llena la parte superior del pecho, mientras que el anatómico proporciona una línea más natural.

Pero no es tan fácil. En primer lugar no todo el mundo busca el resultado más natural posible. Muchas mujeres prefieren un aspecto o apariencia más llamativa. El implante anatómico tiene además algunos inconvenientes específicos. Uno de ellos es que es más caro que el implante redondo.

Riesgo de rotación

Debido a su diseño, el implante anatómico ha mostrado una tendencia a rotar. Cuando esto sucede, el aspecto natural se pierde y debe de ser corregido mediante otra operación adicional. El riesgo de rotación se asocia a cómo se ha diseñado el espacio entre los tejidos dónde se va a colocar el implante durante la operación de aumento de senos

Para reducir este riesgo de rotación, la superficie de los implantes anatómicos tienen una textura rugosa que aumenta la adherencia del implante a los tejidos circundantes.

Argumentos habituales contra el implante anatómico

Además del riesgo de rotación, algunos cirujanos consideran que no importa si se usa un implante redondo o anatómico ya que de todas maneras tienden a redondearse después del proceso de curación.

Según la opinión de varios cirujanos, los implantes anatómicos proporcionan mejores resultados a largo plazo que los redondos.

Otros opinan que los redondos consiguen también una forma anatómica cuando la paciente está de pié ya que el relleno tiende a bajar y le da una apariencia aún más natural cuando la paciente se acuesta sobre su espalda.

Cómo elegir la forma del implante de pecho

Si se puede tratar de sacar una conclusión entre las opiniones de los diferentes cirujanos es que, si bien la mayoría de las pacientes pueden lograr excelentes resultados con el implante redondo hay otras, principalmente las mujeres con muy poco tejido mamario, que pueden obtener mejores resultados con los implantes anatómicos.
Una vez más, esto depende únicamente de las condiciones de la paciente y de sus preferencias personales.

« Distintos implantes de pecho | Perfil del implante »
PATROCINADORES PREMIUM
Banner
Banner
Banner
Banner

Copyright 2015 | Sitemap | Política de privacidad