Enfermera de quirófano

La enfermera de quirófano cumple una función muy importante en las intervenciones quirúrgicas. El personal de enfermería ideal en un quirófano es de tres enfermeras: circulante o volante, enfermera de anestesia y enfermera instrumentista y su función es vital para el buen desarrollo de la intervención.
Las funciones, en conjunto, incluyen:

  • Supervisar que el quirófano esté limpio y ordenado. Preparar el material quirúrgico.
  • Recibir al paciente identificándose e identificándolo, mitigando en lo posible su ansiedad y temor. Controlar que el paciente llegue al quirófano en las condiciones higiénicas necesarias.
  • Realizar el pintado con antiséptico de la zona a intervenir.
  • Conectar los diversos equipos eléctricos y de monitorización.
  • Preparar el material de anestesia.
  • Supervisar, comprobar y si fuese necesario reponer todo el material para la intervención.
  • Instaurar una vía endovenosa, con la fluidoterápia al caso y la premedicación prescrita.
  • Registrar las constantes del paciente y administrar la medicación indicada por el anestesista.
  • Controlar el tipo y cantidad de drogas en el registro del paciente y en el de quirófano.
  • Reponer y preparar todo el material que se necesite para la siguiente intervención.
  • Debe conocer y estar preparada para colaborar en todos los pasos quirúrgicos de las intervenciones a realizar.
  • Montar la mesa general de instrumental y la mesa auxiliar con los instrumentos necesarios.
  • Colaborar en el montaje del campo quirúrgico. Entregar el material solicitado por los cirujanos y/o ayudantes.
  • Evitar que en el campo quirúrgico existan materiales no útiles.
  • Tomar muestras intraoperatorias.
  • Llevar un control riguroso de las gasas o compresas que se utilicen en el campo quirúrgico.
  • Comprobar que el paciente está preparado para el traslado junto con la documentación clínica propia.
  • Después de la operación encargarse de la recogida de material e instrumental utilizado, reponiendo el quirófano para intervenciones siguientes.

Un indicador importante de la profesionalidad de la clínica es que su personal tenga la formación y competencia necesarias para poder realizar sus funciones.

En España la carrera de enfermería son 4 años de estudios universitarios. En este momento no hay una especialización médico-quirúrgica pero según JUAN BENEIT, Director de la Clínica de la Facultad de Enfermería de la Universidad Complutense de Madrid, en cuanto a la especialización enfermera:

« Me gustaría puntualizar uno de nuestros fuertes y es que la palabra de especialista en enfermería en España equivale a lo que se llama práctica avanzada en otros países. España es la única que tiene un modelo de especialización tipo residencia, el EIR.
La enfermería española de práctica avanzada está en los mejores niveles, España es pionero en tener la especialización con un sistema de residencia. »

PATROCINADORES PREMIUM
Banner
Banner
Banner
Banner

Copyright 2015 | Sitemap | Política de privacidad